Migrant workers unload fish at Songkhla port, Thailand

Esclavos del supermercado

El periódico The Guardian ha hecho pública una investigación, que por primera vez muestra como grandes supermercados como Tesco, Aldi, Walmart, Carrefour, Costco y Morrisons, están utilizando proveedores que dependen de la mano de obra esclava para poner gambas baratas en sus estantes. Una investigación de más de 6 meses que se ve resumida en este corto documental narrado por Benedict Cumberbatch.

La industria pesquera tailandesa está construida sobre la esclavitud, con los hombres a menudo golpeados, torturados y asesinados a veces – todo para coger “morralla” para alimentar a los camarones de criadero que se venden en el oeste. La vida en un arrastrero de 15 metros es brutal, violenta e impredecible. Muchos de los esclavos entrevistados por The Guardian aseguran que se alimentan sólo con un plato de arroz al día. Con siestas intermitentes en dormitorios tan estrechos que se arrastran para entrar en ellos, pueden ser llamados a salir al arrastre de peces a cualquier hora. Los que están demasiado enfermos para trabajar son arrojados por la borda, mientras que otros son golpeados si se toman un descanso para ir al lavabo.

Como consumidores, tenemos el poder: se puede dar forma el mercado y las acciones de las principales empresas. Usando el poder de nuestro dinero (por poco que sea) para asegurarnos de una vez por todas de eliminar la esclavitud de los mariscos tailandeses que consumimos.

Compremos sólo mariscos que procedan de la pesca sostenible y específicamente recomendados por organizaciones de renombre tales como la Sociedad de Conservación Marina y Greenpeace .

Documental completo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>