1422473990_559561_1422474199_noticia_normal

Mercadona, El País y la Ética

Es incomprensible como una autoridad, del nivel de Adela Cortina, se presta a reincidir en la auditoria ética de Mercadona  sin discernir, entre el bien y el mal, lo que demuestra la debilidad de los sillares de la sociedad ante la Plutocracia (los decretos del dinero) que no solamente atenazan el poder político, sino que además  lo hace con los baluartes de la defensa de la ética y la moral. 

Pedimos la rectificación de Etnor, la rectificación en el diario “El país “ y la anulación de la auditoria ética a Mercadona, debido a las  declaraciones realizadas por Adela Cortina –catedrática Ética y filosofía política de la Universidad de Valencia y directora de la fundación Etnor (ética de los negocios y organizaciones), y miembro de la real academia de ciencias morales y políticas – en el siguiente artículo http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/28/actualidad/1422473990_559561.html

En ellas afirma que “podemos ir a Mercadona con la conciencia tranquila, después de haberle realizado una auditoria Ética“. —


 El sistema alimentario actual que lidera Mercadona:

·         Es responsable de más de 200.000 muertes prematuras año, que incluyen  junto a la obesidad el 45 y 53 % de todos los canceres,  además de una verdadera pandemia de obesidad infantil.

·         De acuerdo con la media nacional el coste de comer en casa y fuera de casa, para la familia de 4 miembros, es superior al salario mínimo (exclusión nutricional).

·         El sistema alimentario consume alrededor de 10 veces más energía que contiene el alimento, envases, transporte, fertilizantes… lo que representa un consumo equivalente a  2,5 Kg de petróleo/per/día.

·         La gestión de los alimentos, genera 1/3 de los gases de efecto invernadero en plena amenaza climática, y consume un tercio de la energía del planeta en pleno peak del petróleo.

·         La distribución deslocaliza, a través de la venta de alimentos en pueblos y ciudades, un valor superior al presupuesto del ayuntamiento.

·         Tiramos más de 70 Kg de alimentos por familia /año.

·         El sistema alimentario induce un gasto sanitario, similar al gasto alimentario en casa.


Un supermercado con capacidad de pasar una auditoria ética debería de cumplir las siguientes recomendaciones:

 ·         Etiquetar cada uno de los artículos a la venta con la huella de CO2, y expresar con claridad el ratio (energía empleada en producir el alimento)  y la propia energía del alimento.

·         Recomendar e insistir en una ingesta mínima de proteína animal, con etiquetas similares a las del tabaco, advirtiendo del impacto sanitario y medioambiental que produce el consumo carnico.

·         Hacer campañas de marketing,  que publiciten que la proteína no es carne y pescado, la proteína recomendable está en:  legumbres, granos y vegetales.

·         Evitar al mínimo el envase, promocionando la venta a granel.

·         Eliminar los productos que causan obesidad infantil: Bollería, snack, y bebidas altamente edulcoradas.

·         Evitar deslocalizar las economías de pueblos y ciudades, vendiendo los productos del lugar.

·         Disponer de dietas que eviten la exclusión nutricional y evitar pasar a través de los bancos de alimentos, promocionando el altruismo a través de la comida pendiente.

·         Evitar tirar en la cadena alimentaria.

·         Disponer en plantilla de un departamento de endocrinología y nutrición, para seguir estrictamente las recomendaciones de la SEEN.

 

Un pensamiento en “Mercadona, El País y la Ética

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>