3082

En defensa del tubo como envase

¿Qué necesidad tenia Foodtopia recurrir a un sistema de envasado tan atípico a la hora de envasar buenos ingredientes naturales y gastronómicos?

Pues necesidad, lo que se dice necesidad, ninguna. De hecho, el sistema de envasado no es consustancial con nuestra impecable tecnología de cocción. Podíamos haber recurrido a cualquier otro envase.

Pero ¿saben qué?. Resulta que es una cuestión de tiempo. Y ya saben que el tiempo nos obsesiona: el tiempo en cocina, no hay tiempo para nada, tiempo creativo, tedioso tiempo para hacer las preparaciones previas, tiempo de ocio…..Muchas clases de tiempos que mucho tienen que ver con el trabajo en la cocina.

Aquí hay más de lo mismo. En Foodtopia pensamos que el tiempo se acaba, que hay que comerse el tiempo a dentelladas, que no tenemos tiempo para hacer revoluciones tranquilas pasito a pasito. Con los tubos pasa eso. Tenemos un cierto hartazgo de envases maravillosos…y voluminosos, y pesados y que ocupan demasiado en nuestras bolsas de basura; estamos cansados de envases con fotos preciosas que dicen cómeme, envolviendo algo difícilmente equiparable a la foto; estamos sorprendidos, en estos penosos tiempos que corren, por la pervivencia de envases más caros que el producto que contienen. ¿Estamos locos o qué?. Hay que elegir otra vía.

Queríamos ser consecuentes con nuestra larga marcha,  arrimando el hombro hacia la sostenibilidad. Y aún nos queda mucho camino para sentirnos satisfechos y conformes.

Además ¿Qué problemas presenta el tubo? Se almacena bien en nuestros congeladores, permite ser fraccionado cortando “rodajas” de porciones según nuestra necesidad; tiene una especie de “segunda piel”, el tubo propiamente dicho, que impide oxidaciones, deshidrataciones y transferencia de sabor durante el almacenamiento, no resta espacio en nuestros escasos congeladores y no genera basura; no encarece, como otros,  el precio final del producto que contiene; permite meterlo sin abrir en el microondas o sumergirlo en agua para descongelarlo más rápidamente; su transparencia permite distinguir unos de otros; es flexible y nos permite introducir al producto a alta temperatura, lo que propicia dignos valores de pasteurización, adicionales a la congelación; permiten conservar la alta calidad de nuestros productos; se vacían bien, sin abrelatas ni  historias  y el residuo es una pelotita de 0,6 grs… ¿Qué más podemos pedir? El producto que envuelven es producto natural 100%, gastronómico, sano y barato; nuestros productos son muy adictivos y producen gran fidelización ¿Por qué no encomendarnos a eso por encima del Marketing duro y las falsas apariencias? ¿Acaso seguimos en tiempos de vacas gordas, esas vacas que estamos descubriendo ahora que en realidad eran vacas locas?

Quizá, la respuesta de mercado nos dé de bofetadas. Pero de momento vamos a intentar que la gente entienda lo que estamos haciendo y por qué lo estamos haciendo. Y es que no hay tiempo para ir despacio en la larga marcha hacia la sostenibilidad perdida.

Norberto Navarro

2 pensamientos en “En defensa del tubo como envase

  1. Candido

    Muy de acuerdo con casi todo. Pero si el envase es de plástico aún nos falta un pasito hacia la ecología. Es preferible un envase mayor pero reutilizable.
    Me parece genial como recurso, pero no aconsejaría la descongelación acelerada si se apuesta por la salud.
    Estoy ansioso por probarlo.
    Tambien me falta informarme mejor sobre vuestra forma de cocción.
    Me parece un buen camino. Ya contaré mi impresión si os parece bien.

    Responder
    1. Foodtopia Autor

      Realmente tienes razón, estamos dejando atrás el plástico para pasarnos al almidón de maiz, pero cuando pruebes los productos, verás que el desperdicio que ocasiona es mínimo y además si se limpia bajo el grifo una vez usado (muy sencillo) es totalmente reciclable. Anotamos de buena gana tu sugerencia y por favor, esperamos tus comentarios en cuanto pruebes los “natural tubes”

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>